Revista sobre educación y liderazgo educativo DYLE Nº3
Investigacion

Escuela de salud de Barcelona

Delmiro Antas García

Inspector de educación

Resumen: Establecimiento de una red colaborativa entre para la optimización y mejora de la gestión y la atención educativa domiciliaria y hospitalaria a los alumnos enfermos y convalecientes en la ciudad de Barcelona, con estructura organizativa y protocolos de actuación propios.

Palabras clave: proyecto de mejora, red, atención educativa domiciliaria y hospitalaria.

 

Introducción y contexto

Con motivo de mi traslado a la Inspección Territorial de Barcelona Ciudad, en septiembre del 2013 me hice cargo de la supervisión de las aulas hospitalarias (AH), dos hospitales de día (HdD) y la atención educativa domiciliaria (AED), unidades gestionadas por el Consorcio de Educación de Barcelona (CEB), ente asociativo, dotado de personalidad jurídica propia, entre la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona.

Tras visitar varias veces las unidades, analizar la normativa vigente, las instrucciones y orientaciones elaborados por el Departamento de Educación (DdE) y las entonces recientes experiencias de los Servicios Territoriales del Vallés Occidental en AED, sin menoscabo de las funciones del Servicio de Atención a la Diversidad y a la Inclusión (para el conjunto de Cataluña) y las del propio CEB, propuse al inspector jefe un plan de mejora de la coordinación docente con cinco niveles de implementación. Con su visto bueno, presenté el plan a la Inspección Territorial de Barcelona Ciudad y, con el beneplácito del CEB, a los directores de los Servicios Educativos de la ciudad, cuya colaboración era imprescindible.

La razón de la propuesta era, de un lado, la fragmentación de los distintos servicios y, de otra, la existencia de una cierta descoordinación entre los docentes implicados a la hora de diseñar y compartir la atención educativa, diferente según el servicio y la situación del alumno, así como, en algunos casos, la débil vinculación del alumno con su centro educativo y la relativa falta de instrumentos y de criterios claros de intervención más o menos homogéneos y conocidos por todos los agentes educativos.

Obviamente, al generalizar somos injustos con los excelentes profesionales que realizaban, y realizan, de manera óptima su trabajo. En la mayoría de casos, la insuficiente coordinación se debía, principalmente, al desconocimiento por parte de los centros y sus docentes del funcionamiento de estos servicios, sus marcos de actuación y la normativa vigente, así como a las dificultades materiales para llevar a cabo una buena coordinación.

Hay que considerar también que en no pocos casos el mismo alumno pasa de un servicio a otro, con idas y venidas, y que a veces los alterna e incluso compagina.

Formalmente, el proyecto se inició el curso 2014-2015 y finalizó el curso 2016-2017. Durante los dos primeros trimestres del curso siguiente, a modo de traspaso progresivo, acompañé a los ya creados coordinadores de las diferentes unidades y a los referentes del EAP y del CRETDIC (Equipo de Asesoramiento Psicopedagógico y Centro de Recursos Educativos para Trastornos del Desarrollo y de la Conducta, respectivamente).

A lo largo de su implementación se fueron incorporando nuevas iniciativas y matices que enriquecieron el proyecto original. Para facilitar su pleno desarrollo, en el momento adecuado, el inspector jefe me asignó la totalidad de los HdD de Barcelona.

Asimismo, con la finalidad de integrar el conjunto de servicios y dotarlos de una estructura superior, con entidad y gobernanza propias, a partir del 2016 el CEB constituyó un grupo impulsor para la planificación y desarrollo del proyecto. Fue en una de esas sesiones de trabajo, en la que discutíamos su diseño final, en la que el director de Recursos Corporativos propuso, de manera provisional, que el ente se llamara Escola de salut.

En el breve espacio que sigue sólo puedo esbozar algunas ideas de lo que significó este, para mí, estimulante y agotador proyecto.

 

 

 

Descripción del proyecto y desarrollo

En su versión final, el objetivo general del proyecto era mejorar la coordinación entre los distintos agentes que intervienen en la atención educativa al alumno enfermo y convaleciente que, a causa de su enfermedad, no puede asistir al centro educativo, total o parcialmente, con la finalidad de optimizar los recursos y proporcionar un mejor servicio.

Los principales retos que debíamos afrontar eran los siguientes:

· Singularidad de Barcelona

La ciudad cuenta con los mayores hospitales de Cataluña, públicos, concertados y privados. Sólo algunos hospitales y HdD públicos y concertados cuentan con docentes hospitalarios sufragados con fondos públicos.

Los diferentes servicios gestionados por el CEB atienden en Barcelona alrededor de 1100 alumnos cada año.

Si bien la mayor parte están escolarizados en Barcelona, un número significativo procede de otros municipios o comarcas, no necesariamente próximos, o bien de otras comunidades autónomas, a los que hay que añadir los menores extranjeros no escolarizados en España.

Algunos de los alumnos de fuera de Barcelona realizan parte de la convalecencia en la ciudad, pendientes de pruebas o de nuevos ingresos, muchos con AED.

Algunos alumnos que residen en Barcelona están escolarizados en municipios próximos y viceversa, lo que dificulta el nombramiento y seguimiento de la AED.

Algunos alumnos que asisten a HdD tienen también AED.

· AH pediátricas, AH de salud mental, HdD y AED, con casuística muy diversa

· Docentes con categorías y situaciones administrativas dispares

Enseñantes de primaria y de secundaria, funcionarios, interinos, sustitutos y en pago delegado.

Entre 80 y 90 profesionales de AED por curso, todos interinos o sustitutos con un alto grado de inestabilidad y, muchos, sin experiencia docente.

Formación inicial especializada nula o muy escasa.

Diferente consideración e integración en los hospitales y HdD.

· Alta variabilidad en la atención educativa

Hospitalizaciones de pocos días, semanas o meses, con intermitencias y reingresos. Hospitalización total o parcial. AED de semanas, meses o de todo el curso.

Entre 1 y 5 horas semanales de clase al alumno en AH y HdD, según contexto.

Entre 6 y 8 horas semanales de clase al alumno con AED.

· Normativa no plenamente desarrollada

Aunque la Ley 14/2010, de 27 de mayo, de los derechos y las oportunidades en la infancia y la adolescencia establece que los menores de edad tienen derecho a proseguir su educación mientras estén hospitalizados, enfermos o convalecientes por un período superior a 30 días, la norma hasta entonces desarrollada fijaba ciertas limitaciones.

Los objetivos operativos fundamentales eran los siguientes:

1. Establecer una red colaborativa de agentes educativos en torno al alumno enfermo o convaleciente que garantizara el conocimiento, la participación y la coordinación de todos ellos.

2. Fomentar la formación permanente de los docentes y las buenas prácticas, entre otras acciones, con la creación y consolidación de un Seminario anual de formación que incluyera:

· Ampliar la formación del profesorado en temáticas referidas a la atención al alumno enfermo y convaleciente y en formas de intervención.

· Compartir la experiencia docente y las buenas prácticas a partir del modelo de práctica reflexiva.

· Profundizar en las orientaciones del DdE y adaptarlas a la singularidad de la ciudad de Barcelona.

· Elaborar de manera conjunta materiales para su uso compartido.

El I Seminario se realizó durante el curso 2016-2017.

3. Crear un grupo estable de docentes de AED a jornada completa que garantizara la continuidad de profesionales formados y experimentados que pudiera ocuparse de los casos más complejos y asesorar al resto de docentes.

Hasta la creación del grupo estable de 9 especialistas en junio de 2017, el nombramiento de la totalidad de los maestros y profesores de AED se realizaba una vez comenzado el curso, a partir de las sucesivas demandas de los centros a razón de un tercio de jornada por alumno de entre los primeros interinos y sustitutos que figuraran en la bolsa correspondiente, según disponibilidad y especialidad solicitada.

4. Fortalecer la coordinación y el trabajo en red de los agentes educativos, equipos terapéuticos y medicoasistenciales, Servicios Sociales y familias:

Nombramiento de coordinadores dentro de la red colaborativa.

Asignación de un referente del EAP y otro del CRETDIC.

Establecimiento de protocolos internos de actuación, registro y seguimiento.

Fijación de criterios para que, en determinados casos, los docentes de AED pudieran continuar temporalmente la atención al alumno asignado en los hospitales pediátricos y facilitar su continuidad educativa.

Creación de la figura del tutor de seguimiento individual para determinados alumnos, especialmente para los que carecen de tutor escolar (alumnos extranjeros y desescolarizados) o que alternan o compaginan diferentes servicios.

Fomento de la implicación en la red colaborativa de los responsables clínicos del servicio educativo de las distintas unidades hospitalarias.

Realización de sesiones de trabajo conjuntas y periódicas entre los docentes hospitalarios y domiciliarios, así como Inspección-coordinadores-EAP-CRETDIC.

5. Desarrollar las distintas posibilidades organizativas y de gestión para ajustar la atención educativa a las necesidades específicas de cada alumno.

La atención educativa domiciliaria

En su formato final, aún en fase de desarrollo, cada vez que se recibe una demanda de AED, la Sección de Personal del CEB verifica los requisitos formales e informa al coordinador, quien, si se trata de un caso ordinario, da su visto bueno y se procede al nombramiento de un profesor de la especialidad señalada por el centro. El coordinador informa al inspector de referencia, al EAP y al docente, a quien, además, le facilita una primera documentación orientadora; desde Inspección se informa al inspector del centro y al propio centro. Todo ello telemáticamente y un plazo muy breve de tiempo (uno o dos días).

Si la demanda es para un alumno con trastorno mental (fobia escolar, psicosis…), una comisión formada por el coordinador, EAP, CRETDIC e inspector de referencia solicita información complementaria al centro y al inspector. Entre todos acuerdan la mejor actuación y seleccionan al docente adecuado de entre los disponibles.

Si la demanda es para un alumno de bachillerato, se procede del mismo modo (el CRETDIC no siempre es necesario). Si el alumno es menor de edad y cumple determinadas condiciones, se eleva la propuesta de nombramiento al DdE. Recientemente se ha ampliado esa posibilidad a alumnos de formación profesional y se valora la conveniencia de aplicarlo al último curso de educación infantil.

Al acabar la AED el docente entrega al centro y al coordinador una memoria de su plan de trabajo con la evaluación correspondiente.

Selección del profesorado

Los docentes de AH, HdD y grupo estable de AED tienen nombramiento para todo el curso escolar: funcionarios en comisión de servicios e interinos. En muy pocos casos son profesores en pago delegado de algunos hospitales concertados.

Los docentes de AED tienen nombramiento de un tercio de jornada durante el tiempo que dura la prestación. Pueden tener hasta tres nombramientos simultáneamente.

Para impartir atención domiciliaria u hospitalaria los docentes interinos o sustitutos han de especificarlo en sus preferencias. Si se produce una vacante hospitalaria o del grupo estable, el CEB anuncia un concurso público. Una comisión formada por el director del Área de Orientación y Educación Inclusiva, un técnico del CEB y el inspector de referencia analizan los CV y, según se haya especificado en la convocatoria, citan a los aspirantes más idóneos para una entrevista y proceden a la selección. Si la vacante lo es para todo el curso sólo pueden participar funcionarios o interinos que tengan más de 12 meses de servicios prestados. Si la vacante se produce durante el curso, se admiten sustitutos, puesto que, normalmente, los funcionarios y los interinos ya suelen tener destino. En este caso, la vacante vuelve a salir a concurso el curso siguiente.

Valoración

A la vista del grado de satisfacción de profesionales y usuarios, quiero creer que, con los errores cometidos, la mayoría fruto del entusiasmo, hemos contribuido a mejorar la atención educativa a menores muy vulnerables. Con la esperanza de llegar, algún día, a Ítaca

 

ENLACES

Normativa autonómica específica, protocolos y orientaciones

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2010-10213&p=20100602&tn=1

https://portaldogc.gencat.cat/utilsEADOP/PDF/7477/1639867.pdf

http://ensenyament.gencat.cat/es/tramits/tramits-temes/6124-atencio-malaltia-prolongada.html?category=7449fd1c-a82c-11e3-a972-000c29052e2c&evolutiuTramit=1

https://www.edubcn.cat/ca/alumnat_i_familia/tramits/atencio_educativa_domiciliaria

http://xtec.gencat.cat/ca/curriculum/diversitat-i-inclusio/atencio-educativa-als-alumnes/nese/nese-derivades-de-situacio-de-malaltia/

 

 

Copyright © 2019 · dyle.es · Nota legal · Todos los derechos reservados